25 octubre 2009

Adios GeoCities

Mañana dejarán de funcionar todas las páginas web alojadas en el mítico servicio de hosting de GeoCities. Tras 15 años de funcionamiento, Yahoo ha decidido terminar con este área de su negocio. Van a ser millones de páginas con información almacenada desde hace años las que se van a perder. Algún material sobrevivirá en los servidores de archive.org y similares, algunos surgidos a tal efecto, pero encontrar algo ahí puede llegar a ser complicado.


Hace unos años todavía no existían los modernos portales de contenidos como YouTube o Flickr donde es tan fácil subir fotos y vídeos. Tampoco se habían popularizado los blogs donde con unos cuantos clics puedes escribir y publicar cualquier cosa. Lo más habitual era construir una página web más o menos bien estructurada y llenarla de contenido a tu gusto. El primer paso era elegir un alojamiento. Si íbamos con el dinero por delante no había límites, pero para los que no estábamos dispuestos a gastar nada en esta afición ya había una variada oferta de alojamientos gratuitos con sus ventajas y sus inconvenientes.

Citando sólo a los principales ofrecidos en español, fueron muy populares en su momento i-espana y tripod-lycos. Tenían funciones avanzadas como PHP y bases de datos, a cambio de quedarse con un tercio de la pantalla para situar publicidad. Otro muy conocido fue MiArroba, muy completo. Además de PHP y mySQL tenía aplicaciones fáciles de usar como foros, libros de visitas, formularios, contadores, etc.. y una gran comunidad de usuario donde resolver cualquier duda. Como contrapartida sus servidores estaban totalmente saturados y los fallos eran constantes. Cuando funcionaba te asaltaban anuncios de todas las formas imaginables, incluida la instalación de programas spyware publicitarios. Visitar estas páginas con el Internet Explorer reglamentario de la época era insufrible y una temeridad.

Como término medio a esta locura estaba GeoCities. A cambio de unas características más limitadas pero suficientes para su propósito, tenía un sistema de publicidad consistente en un banner desplegable situado a la derecha de la pantalla que incluso se minimizaba pasados unos segundos y no volvía a salir hasta un rato después. Era aceptable. Alojado en los servidores de un gigante informático como es Yahoo ha tenido un funcionamiento formidable. En más de cinco años en los que lo he usado, rara vez ha estado caído y la velocidad de carga de las páginas ha sido muy buena.

El problema es que Yahoo no lo ha querido seguir explotando y lo ha dejado morir lentamente. Buscando un poco en internet se encuentran rumores y hoaxes de su cierre inminente desde hace años. Años en los que no han ampliado sus capacidades, que se han ido quedando pequeñas. Los usuarios habituales hemos tenido que abrir varias cuentas o recurrir a servidores externos para alojar las imágenes sin miedo a sobrepasar el ridículo límite de trafico de dos megas por hora. Y el funcionamiento de sistemas de soporte básico ha sido abandonado. El FTP de GeoCities España puede llevar más de dos años averiado, dificultando sobremanera el mantenimiento de las páginas.

Pero lo más grave puede ser la avería o el abandono de su banner de publicidad. Su código insertado en las páginas no valida las normas del W3C y genera errores de Javascript. El comportamiento en los navegadores actuales llega a ser bastante caótico, en combinación con las hojas de estilo CSS de las páginas que también le afectan. Desde aparecer abajo del todo donde nadie lo ve, hasta no salir en absoluto. Es como si a Telecinco se le averiaran los anuncios y durante los intermedios se quedara la pantalla en negro. Así es normal que no ganen dinero y GeoCities no sea rentable. Aunque tampoco se pusieron a arreglarlo. Me imagino que nadie contratará publicidad ahí. Cuando se ve, siempre pone Undefined. Puedo recordar que los últimos anuncios fueron del propio Yahoo.

Tampoco han tenido una política de borrado automático por abandono, y ahora se encuentran con que en los servidores de GeoCities se acumulan millones de páginas viejas que no han sido actualizadas desde hace años. Habrán echado cuentas y para no mantener todo esto hay que cerrar. Hasta ahí bien, solo que en vez de despedirse de los usuarios activos como cabría esperar de una empresa seria, lo han hecho dándonos una patada. Con el FTP averiado nos sugieren descargar las páginas de nuestro sitio una a una con "Archivo, Guardar como..." de nuestro navegador. Muy profesional. Quien no tuviera una copia de seguridad actualizada se va a divertir ahora para hacer la mudanza a otro proveedor.

Y ahora nos quedan años de enlaces rotos en todo internet apuntando a páginas de GeoCities. Ya veremos si nos sacan un triste Error 404 o por el contrario redirigen todo este tráfico a un sitio con más aprovechamiento comercial, a costa de los usuarios que hemos tejido la red letra por letra durante todos estos años.

Mi página JM Web Personal funciona felizmente en otro servidor gratuito desde principios de verano. A ver el tiempo que dura. Se echará de menos el nombre de GeoCities.

Temas relacionados:
- ¿Por qué se llama geoCities?

24 octubre 2009

Modernizando la tabla periódica

En el colegio nos enseñaban los distintos elementos químicos organizados en la tabla periódica de los elementos, que llegamos a aprender de punta a punta con todos sus números y abreviaturas.

Esta tabla que todos conocemos un poco, aunque no seamos ingenieros químicos, fue ideada por Mendeleiev en el siglo XIX. Desde entonces han ido surgiendo más elementos químicos que la han ido completando, pues en esa época había muchos por descubrir, pero ya estaba prevista su existencia. Durante el siglo XX la han ido rellenando completamente hasta llegar a tener más de cien elementos. En los últimos años los avances en física nuclear han conseguido sintetizar en laboratorio elementos químicos radioactivos con número de átomos suficientes como para rellenar su séptima fila, que tiene hasta el número 118. Los nombres de estos nuevos elementos todavía están por decidir.

Es previsible que en el futuro se sigan descubriendo nuevos elementos químicos o bien determinando propiedades de elementos inexistentes. Seguir añadiendo filas a la tabla periódica estándar parece que deja de tener sentido porque las propiedades de las columnas cambian. Para ir organizando esto hay varias versiones de tablas periódicas extendidas que los organizan en más grupos.

De todas formas, así no se tiene en cuenta campos de la ciencia más recientes como la física cuántica y los super-átomos. Para organizar todo esto han propuesto muchos otros sistemas de clasificación de los elementos químicos. Algunos parece que no serán usado sencillamente porque son difíciles de trazar y aprender, pero serán de utilidad para los científicos. Aquí se pueden ver unos cuantos...

http://www.chemistry-blog.com/2009/04/26/alternative-periodic-tables/


De lo poco que se puede entender, se ve que los hay tienen forma circular imitando a la disposición de los electones alrededor del núcleo del átomo. Algunos llegan a tener hojas estilo trébol para clasificar determinados grupos especiales. Otros son en tres dimensiones y algunos forman rombos y pirámides. Y están preparados para ser ampliados conforme se vayan descubriendo más elementos.


Temas relacionados...
- La tabla periódica crece y crece

10 octubre 2009

El gorillas.bas en flash

Descubrimos que el mítico juego gorillas.bas tiene una entrada propia en la wikipedia, lo que ya de por sí es significativo.


Es un juego muy simple donde dos gorilas se lanzan plátanos explosivos en un entorno aleatorio de rascacielos. En cada turno hay que escribir el ángulo y la velocidad para intentar alcanzar al otro. Pueden jugar dos personas, o bien una contra el ordenador. Se tiene en cuenta la gravedad y el viento.
Lo que hace especial a este juego es que durante muchos años en los ordenadores con sistema operativo MS-DOS era el único programa de entretenimiento que venía instalado por defecto, junto con el también mítico nibbles.bas, típico juego de serpientes en modo texto de aspecto todavía más simple. Ambos triunfaban en despachos y oficinas donde nadie se atrevía a instalar otro juego, lo malo eran los sonidos del altavoz interno que no se podían apagar de ninguna forma.
Venían como ejemplo dentro del entorno de programación de QBasic. Está disponible su código fuente y mucha gente hemos empezado a aprender a programar investigando como funciona y haciéndole cambios más o menos afortunados.

Aunque el QBasic y sus programas siguen funcionando perfectamente en los ordenadores actuales usando el emulador DOSBox, para quien no se quiera entretener en instalar programas, descubrimos en la wikipedia que existen remakes en flash que lo imitan perfectamente, en su versión en inglés.


Temas relacionados:
- El Prince of Persia en tu navegador