29 noviembre 2015

Historias de la Caja (I)

Siempre nos han llamado la atención los temas relacionados con la Caja de Ahorros de Ronda, o "la Caja" como la llaman los más antiguos del lugar. Tenemos la idea de que su existencia fue buena para nuestro pueblo. En parte ha condicionado lo que ahora hay por aquí, aunque la mayoría de su obra ya está olvidada y destruida. Creemos que fue bueno mientras duró, y que su desaparición ha tenido parte de culpa en la situación de atraso tan mala en la que nos encontramos actualmente. Si este proceso se hubiera hecho de otra forma, Ronda hubiera seguido progresando. Por la edad que tenemos no podemos tener recuerdos de cuando esta organización estaba en su máximo esplendor, y lo único que recordamos con cierta exactitud es su desaparición al convertirse en lo que hoy es Unicaja, allá por los años 90 del siglo pasado.

La magia de internet en el futuro donde nos encontramos permite que de vez en cuando vayan apareciendo documentos históricos sobre este tipo de cosas. A las personas de las generaciones anteriores que conocieron en profundidad la Caja de Ahorros de Ronda les pueden hacer revivir sus recuerdos, y a los más jóvenes nos pueden servir para aprender algo sobre la historia de nuestro pueblo y sobre todo para tomar conciencia de la magnitud que tuvo esta empresa en un lugar tan aislado como era y es Ronda.

La Filmoteca Nacional en colaboración con TVE ha digitalizado un buen montón de documentales antiguos y los han puesto a disposición de todo el mundo en la web de RTVE a la carta. Alguien ha encontrado varios sobre Ronda y hace varias semanas los compartió en los grupos de Facebook dedicados a nuestro pueblo. Después de hablar con gente más cualificada nos atrevemos a iniciar una serie de artículos en este blog Inforserranía donde comentar lo que más nos ha llamado la atención, desde nuestro punto de vista del siglo XXI y sabiendo como ha terminado la historia.

En primer lugar, vamos a comentar hoy un pequeño documental de 11 minutos donde se habla de la obra social de la Caja de Ahorros. Fue publicado en 1968. De un estilo a medio camino entre la serie de Cuentame como pasó, el Nodo y los anuncios de la teletienda, se hace entretenido de ver. Aunque no seas de Ronda, algunas cosas te harán gracia.

http://www.rtve.es/alacarta/videos/documentales-color/hombres-del-manana/2905179/


Visto esto... es un anuncio. Todo lo que se cuenta es bueno. Espléndido. La Caja de Ahorros también tendría sus comisiones, sus enchufados, e incluso sus desahucios. Pero esto aquí no se ve. Intentamos imaginar como sería Ronda vista desde 1968, tarea muy difícil en nuestro caso, y quedarnos con los detalles históricos que más nos puedan llamar la atención.

15 noviembre 2015

Pon un strandbeest en tu salón

Seguro que más de una vez has visto un strandbeest, aunque el nombre no te suene de nada. Son esos artilugios mecánicos con muchas patas móviles que parecen andar como si fueran un esqueleto o una araña empujados por el viento. La idea original es del escultor holandés Theo Jansen, pero ya se han imitado y replicado por muchas otras personas.



Originalmente no llevan motores ni nada eléctrico. Se pretende que los pueda mover el viento, accionando un mecanismo y guardando un delicado equilibrio entre las diferentes patas. Su tamaño ha de ser bastante grande para que se puedan desplazar por lugares como las playas donde el suelo no es totalmente llano. Su diseño es un trabajo de ingeniería bastante complicado.

01 noviembre 2015

Cosas que en Ronda echamos en falta

En este blog siempre estamos hablando de cosas de Ronda, quizás demasiado, destacando lo que más nos gusta de este sitio tan bonito donde nos ha tocado vivir. Pero no todo es perfecto. Hay muchas cosas que se echan de menos y que hoy vamos a tratar de concretar aquí, tras una curiosa conversación con la que hemos aclarado algunas ideas. Algunas de estas carencias no se solucionarán jamás, pero de otras sí tenemos esperanza de verlas materializadas en un futuro, aunque sea muy lejano.

Para ilustrar esta historia colocaremos en el margen izquierdo de la página algunas de las cosas que echamos en falta, y en el lado derecho algunas de las cosas con las que nos tenemos que conformar en su lugar.

Pasamos a describir a continuación nuestra opinión sobre varios de estos puntos. Más que para descubrirlos, ya que saltan a la vista, esto es para agruparlos y recordarlos.