Jugando al Supaplex como lo haría Sheldon Cooper

Seguimos a vueltas con el Supaplex y nos gusta comprobar lo que son capaces de hacer los fanáticos y admiradores de este videojuego. Las reglas son sencillas: Hay que ir por el escenario recogiendo un número determinado de "infotrones", esos átomos de litio futuristas. Y una vez que los tenemos, dirigirse a la salida para validar la partida en el sistema y poder avanzar. Lo demás todo son complicaciones. 


Durante el juego para ir andando hay que comerse las placas de circuito electrónico de color verde. Pueden tener algún valor estratégico en momentos determinados, pero básicamente si quieres las comes y si no las dejas. Da igual cuantas y cuales queden. Entre los enemigos u obstáculos destacan los "Zonk", unas bolas magnéticas muy pesadas que podemos empujar rodando y que cuando caen se van amontonando de una forma características. Es suficiente con tener cuidado de que no nos caiga ninguna encima.

Con saber esto y unos cuantos elementos más nos podríamos pasar los 111 niveles del juego original y dar palmas con las orejas. Pero alguien ha querido ir un paso más allá y no ha salido del escenario hasta dejarlo todo bien recogido y ordenado. Ni un circuito verde por medio y todos los Zonk bien apilados y colocados en la parte inferior. No forma parte del objetivo del juego, pero a los obsesivos de la limpieza les puede resultar una tarea muy gratificante.


Encontramos en YouTube una pequeña selección de cinco niveles del Supaplex clásico donde se ha hecho esta titánica tarea sólo por el gusto de hacerla. Además están grabados de forma que se ve el escenario completo, sin el mareo de seguir las partidas haciendo desplazamientos por la pantalla. Muy cómodos de ver para quien le guste de dejarlo todo muy bien ordenado.


Foto: Escenario 3D ficticio. JM - Ronda 2017

Comentarios